BUSCAR LIBROS

Un lugar verde en el mundo

 

Salpicado por suaves lomas, y en un entorno ecológico incomparable. Se yerguen, casi intactas algo mas de 50 hectáreas de esta reserva natural que aún conserva un preciado patrimonio cultural, histórico y autóctono de la "Pampa Argentina".

 

A solo treinta kilómetros de Buenos Aires, y en una zona que aún conserva las pinceladas iniciales de la creación, se encuentra el parque ecológico y cultural Guillermo Enrique Hudson. Dentro del mismo se halla en excelentes condiciones la casa natal del escritor y naturalista argentino Guillermo enrique Hudson.

El edificio construido a fines del siglo XVIII, alberga en la actualidad un museo evocativo, en el que se explica y describe la vida y obra del naturalista bonaerense.

Su entorno, rico en talares y pastizales, se ha convertido en una reserva ecológica de mas de cincuenta hectáreas de extensión. Todo en su conjunto, coincide con las descripciones que de su infancia Hudson realizó en su autobiografía.

"Allá lejos y hace tiempo"(1918). Todavía sobreviven algunos de los veinticinco ombúes que le dieron nombre al lugar, y descendiendo la barranca contigua a la casa, se puede contemplar aún las aguas del arroyo (Las Conchitas), en cuyos juncales nidifican y conviven mas de un centenar de especies de aves. La ornitofauna de la región fue descrita por Hudson en sus casi treinta libros y muy especialmente en su fundamental obra ornitológica "Aves del Plata" (1920).

Hoy, el parque se encuentra en un proceso de continua expansión de sus actividades. Las de mayor importancia giran en torno a la puesta en valor del paisaje Hudsoniano (uno de los patrimonios de mayor relevancia que conserva el lugar).

La idea es evitar que se deterioren los elementos que permiten reconstruir los pensamientos de Hudson, en el mismo sitio de su nacimiento, ocurrido el 4 de Agosto de 1841, cuando todo aquello era pampa y soledad.

 

UN LUGAR EN EL MUNDO

 

El arroyo Las Conchitas, que atraviesa el parque Hudson y desemboca en el Río de la Plata, sirve de corredor biológico, al permitir el ingreso a través del río, de semillas, peces y aves que van formando un ecosistema de inigualable valor biológico. Es precisamente en esta región donde se encuentra el último reducto de bosque y selva subtropical más austral del mundo.

 

UNA HISTORICA Y BELLA GEOGRAFIA

 

El parque, está en medio del campo rodeado de bosque y río, aún viven pájaros y animales silvestres. Se calcula que tan sólo de aves existen más de cien especies. El terreno se encuentra salpicado por suaves lomas, de manera que no puede decirse que el paisaje sea estrictamente pampeano, cuyo horizonte se extiende sin límites. Pero la similitud con los campos ingleses ha favorecido el asentamiento de inmigrantes de esas tierras.

El museo, se encuentra en el centro de un predio de casi cuatrocientas hectáreas, que ha sido designado como reserva natural.

Cuando los padres de Hudson vinieron desde los Estados Unidos, compraron un campo de alrededor de cuatrocientas hectáreas que coincide en la actualidad con el de esta reserva.

El parque y sus regiones naturales:

En el parque se encuentran cuatro ambientes naturales bien definidos: El arroyo y su zona inmediata de influencia, el pastizal pampeano, el bosque de talas y el monte; un talar modificado, invadido por especies exóticas traídas de otras partes del mundo.

Por Roberto Tassano